Cuidando tus artículos hechos a mano

Los productos artesanales se elaboran con mimo, técnica y mimo. Son piezas únicas, aunque replicadas varias veces, cada una tiene sus peculiaridades.

¿Sabes cómo lavar adecuadamente tus piezas? ¿Sabes lavar los hechos en patchwork, bordados, tricot, crochet? Pensando en estas dudas que son habituales, a continuación te damos algunos consejos para una buena atención, para que duren más.

Los productos de lino requieren planchado, ¡pero lavarse las manos es esencial!

Hechas de hilo o lana, ¡no las dejes colgando para que se sequen! Colóquelo horizontalmente sobre alguna superficie, como una mesa o un tendedero.

Los ganchillo no se pueden lavar en seco y deben lavarse dentro de una bolsa de nailon con cierre. Por cierto, ¡son geniales para usar en todos los artículos hechos a mano!

Mantenga sus productos hechos a mano siempre doblados y almacenados. Piezas de punto o crochet, dobladas y evita ponerlas en perchas para no estirar y deformar.

Si tu producto tiene aplicaciones en bordado o pintura de telas, no las planches directamente, sino del revés.

Productos elaborados con hilo de raso, evita planchar, corres el riesgo de quemar tu pieza, pero si necesitas planchar mucho, ponlo a la temperatura de la seda y usa un paño fino de algodón sobre la pieza.

Los bordados son delicados y deben lavarse a mano con un jabón suave y secarse a la sombra sin colgar.
En la mayoría de los casos, recuerda bien estos consejos para todo tipo de piezas:

    lava tu mano solamente
    Utilice siempre jabón en barra neutro o líquido.
    No use blanqueador con cloro.
    No remojar durante mucho tiempo y enjuagar con agua corriente.
    Si está en remojo, déjelo por un máximo de 30 minutos.
    ¡No retuerzas la pieza! Haga girar la máquina en modo suave.
    En el primer lavado la pieza puede perder tinta, así que lávala sola para no manchar otras.
    No use grapas o clavijas para secar, déjelas colgando o estiradas sin ellas.
    Ponga un poco de sal en el agua para lavar piezas oscuras o envejecidas.
    El cuidado siempre es importante con piezas hechas con tela, hilo, bordado, aplicación y otros materiales. Independientemente de la técnica, las piezas hechas a mano o artesanales son delicadas y merecen todos los cuidados para permanecer siempre hermosas.